.





.

GRAFFITIS EN MADRID

.








.

DEBAJO DEL CÁNTARO: ÍNDICE DE BLOGS CON MIS POEMAS Y ALGUNOS ESCRITOS

Manhã de Carnaval

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 7 de enero de 2013

TU CASA








TU CAS








Lo contrario del amor no es el odio ni tan siquiera la indiferencia, sino el silencio.

Si fue verdad que yo he amado, fue en ese maremágnum de voces y entrelazados de fórmulas arrebatadas sin piedad al silencio... las únicas muñequitas terroríficas son las palabras.

Los dos poyos de la puerta separan los días de las noches, cuando el rumor incesante del agua buscándose en las piedras se empieza a oir, es el anochecer.

Están las puertas de par en par, llega ella adelantándose a las sombras que pronto serán el cálido predominio de la luna.

Es importante asistir al concierto de olores que levantó la tarde; sigo sin más y sin menos que los latidos de estas palabras separadas de mí, lo que mis ojos hayan podido ver en el hechizo de la esquina está ciego y dividido como mi corazón. La distorsión entre lo dicho y los orígenes es inefable, placer y displacer se confabulan para anunciar lo que no digo. ¡Y cómo no voy a saber que delante de esas fotografías estoy completamente muda!; por cada voz lanzada hacia el papel, recobran fuerza centenares de miles, millones de puras combinaciones de placer y dolor y tengo que hacer astillas esa unidad y reconozco de antemano que muchísimo más allá de las diferencias --y sus variantes- entre mentira y verdad, es ésta y nada más que ésta la única posibilidad de constatar el mundo.































martes, 25 de enero de 2011

SOMBRAS

.





SOMBRAS















   No quedan más entradas que la de la puerta maleable, dúctil, casi irreal. No queda más mentira que la de atravesar cientos de miles de los alambres o de las pompas que terminaron borrando esos aquellos pasos, cuyo carruaje no estaba hecho sino de lo que fuese encontrando el camino.


Todo por comenzar para abatir la máscara de lo que no ocurrió, o cuando bajando las escaleras de tres en tres, quedase aún barro en el patio o yerba en las sombras de los bolsillos.










.